ficciones

Piel a Piel (Ficción PRIDE 2018)

Por Vivian Halliwell

Escribo el mensaje y dudo si deba enviarlo. Presiono el botón y aguardo. No sé si esto que hago es correcto, no sé porque lo hago, solo sé que quiero verlo y abrazarlo.

Me responde: Ya salgo.

Propio, formal e impecable como siempre sale a recibirme, me estrecha la mano y me acerca a su cuerpo para abrazarme. Su aroma es delicioso. Me dirige una sonrisa una vez que se aparta. Me deja abrumado.

-Por favor, entra- me dice.

Caminamos por un pasillo corto cercado por arbustos y entramos a un comedor rústico y exquisitamente decorado. La larga mesa de madera, los estantes perfectamente acomodados, las paredes de un brillante color turquesa y del techo cuelgan unas esferas que proporcionan la luz.

-Que hermoso- digo en voz baja.

-Gracias, lo decoré yo mismo-

-No sabía que también hacías diseño de interiores-

-Hago de todo un poco, uno tiene que ganarse la vida- me responde.

Me acerco a él y le doy un beso. El contacto de sus labios con los míos me electrifica. Me toma de la cintura y reduce más el espacio entre los dos. Un ladrido interrumpe el momento.

-Lo olvidé, te quiero presentar a mis perros- me dice señalando la puerta detrás de él. Se acerca a ella y la abre. Entra uno – Ella es Cami-

-Es hermosa- y de verdad lo es -¿Qué raza me dijiste que eran?-

-Pastor australiano- me contesta acariciando a Cami – Acércate para que se conozcan-

Me acerco lentamente a ellos y estiro mi mano una vez que estoy suficientemente cerca. Para mi sorpresa Cami es bastante sociable y acepta que la toque. Unos segundos después él la suelta y ella se acerca a donde estoy y se acuesta para que continúe acariciándola.

-¿Quieres algo de beber?- me ofrece.

-Agua está bien, hace mucho calor afuera- respondo sin despegar mi vista de Cami.

-Con tanto calor no deberías traer una camisa tan caliente- me dice desde la cocina.

-¿Qué te hace pensar que es caliente?-

-El material es muy grueso-

-Es mi camisa favorita- respondo.

-Te puedo prestar una más ligera en lo que estás aquí- me propone.

-No es necesario, gracias-

-Es hora de que Cami vuelva a su lugar- la toma en sus brazos y la lleva al patio.

-¿Qué estabas haciendo?- lo interrogo.

-Trabajando en un proyecto que entrego mañana-

-¿No te interrumpo?-

-Tú nunca- se acerca a mí y me besa- Vamos al cuarto-.

Estamos abrazados en la cama. Admiro su pecho y brazos fuertes y él acaricia mi pelo. Nos dejamos llevar. Perdimos el control y fuimos uno.

-Sentirte piel a piel es algo maravilloso- dice mientras desliza su mano por mi hombro.

-Besarte es algo maravilloso- me acerco y lo beso.

-¿Tus papás saben dónde estás?-

-Me matan si se enteran- y es cierto.

-¿Qué les dijiste?- parece sorprendido.

-Qué saldría con amigos-

-¿Lo haces muy seguido?-

-¿Salir con amigos?-

-No, mentirles-

-No, casi nunca les miento- sólo cuando lo considero muy necesario.

-¿Saben que eres gay?- me sigue acariciando mientras habla.

-No, no les he querido decir-

-¿Son muy conservadores?-

-Sí, prefiero no meterme en problemas-

-Bastante prudente de tu parte- guarda silencio.

-¿Tus papás saben?-

-Mi papá-

-¿Qué te dijo?-

-Que me aceptaba y me pidió que me cuidara-

-¿Y a tu mamá por qué no le has dicho?-

-Falleció cuando tenía 18 años-

-¡Oh! Lo siento- siento como me sonroja mi imprudencia.

-No te preocupes, fue mucho tiempo atrás-

-¿Cómo te sientes?-

-Bien, tenía problemas del corazón, cuando la recuerdo la visualizo enferma-

-¿Qué clase de problemas?-

-Desde pequeña tuvo algo, no sé exactamente qué. Ella nació en un pueblo donde el acceso a los servicios básicos era escaso y, por supuesto, el acceso a la salud era inexistente. Cuando crece se muda a la ciudad con mi papá y nos tienen a mis hermanos y a mí. Durante sus embarazos se dieron cuenta de que tenía esto en el corazón pero no pudieron hacer mucho. Vivió para verme convertir en adulto- mientras cuenta la historia lo observo directo a los ojos y detecto una chispa de dolor.

-Lamento haber preguntado- me siento muy apenado.

-No lo sientas, es bueno hablar de estas cosas- me dirige una sonrisa.

-¿Te llevas bien con tus hermanos?-

-Con mi hermana sí, con mi hermano casi no hablo- hace una pausa- Tal vez sea momento que te diga algo- se queda callado como buscando las palabras adecuadas- me voy a ir a Canadá con mi hermana un mes-

-¿Cuándo?- la noticia me cayó como balde con agua fría.

-En una semana- se aparta de mí cuando habla- temía decírtelo.-

-Gracias por decirme- me acerco por su espalda y lo enredo en mis brazos.

-¿Quieres algo de comer?- cambia el tema.

-Claro-

La comida es deliciosa. La tarde comienza a oscurecer. La tenue luz le da al comedor un toque mágico.

-¿Así que también cocinas?- le digo.

-Ya te dije, hago de todo un poco-

-¿Por qué decidiste estudiar publicidad?- decido hacer la pregunta que se me viene a la mente.

-Inicialmente estudié comunicación- me contesta entre bocados- pero no me gustó mucho así que me salí y empecé a estudiar publicidad-

-¿Eso te gustó más?-

-Creo que siempre fue lo que quise- continua comiendo -¿Tú por qué estudiaste medicina?-

-No me veía haciendo otra cosa-

-Esa es una razón muy mala- ríe.

-Lo sé- medito un momento mi respuesta- Creo que la respuesta que muchas personas dan es que quieren ayudar a las personas. Una idea de ser un superhéroe tal vez.-

-¿Quieres salvar a todos?-

-No, no se puede salvar a todos-

-¿Entonces qué es lo que te mantiene ahí?-

-Me gusta entender el cuerpo, la enfermedad, sus posibles resultados y cómo tratarla, pero sobre todo, me gusta entender a las personas.-

-Eso es bastante lindo-

Los perros comienzan a ladrar en el patio, se puede escuchar como corren de un lado a otro.

-¿Llegó alguien?- me estresa pensarlo.

-Tal vez en la casa de a lado-

-¿Quién vive en la casa de a lado?-

-Mis suegros- lo menciona despreocupado.

Había olvidado ese detalle.

-Vamos, métete a bañar conmigo- me pide.

Puedo escuchar el agua cayendo en la bañera y el vapor empieza a escapar. Me quito la ropa interior y entro.

-Qué bueno que aceptas- me da un beso en la frente.

-¿Estás seguro que nadie va a llegar?- externo mi preocupación.

-No, tranquilo, tal vez más al rato-

El silencio nos invade por un momento. Me comienzo a bañar.

-¿Cuánto llevas con él?- Necesito saber eso.

-Siete años-

-¿Y desde hace cuánto tienen una relación abierta?-

-Dos años-

-¿Alguna vez te ha visto con alguien más?-

-No-

-¿Lo has visto con alguien más?-

-Sí- sus respuestas son rápidas.

-¿Lo amas mucho?-

-Sí, pero no significa que no te pueda querer a ti- veo en sus ojos sinceridad al decir estas palabras – quiero dejar en claro que no lo voy a dejar-

-Está bien, me lo has dicho antes-

-Yo ya no voy a conocer a alguien, pero tú sí-

-Sí, en algún momento- me duele un poco pensarlo.

-¿Qué va a pasar cuando conozcas a alguien?-

-Te lo diré-

-¿Te alejarás?-

-Un poco. Podríamos ser amigos-

-¿Crees que podamos?-

-No lo sé, espero que sí- de verdad espero que sí.

-Yo también-

-Estás perfecto para una foto en ese lugar- me dice mirándome.

-Debería irme de una vez-

-Déjame tomarte una foto-

-Está bien, sólo una-

Va al cuarto y regresa con su cámara. La enfoca, apunta y dispara. Una foto.

-Es maravillosa- dice mientras la observa.

-Ya debería irme-

-Está bien, te acompaño-

-¿Te veré antes de que te vayas?- le pregunto mientras termina de vestirse.

-Claro, nos vemos en la semana-

-Nos ponemos de acuerdo por mensaje-

-Me parece perfecto- termina de ponerse los pantalones, se acerca a mí y me besa delicadamente –te voy a extrañar-

-Y yo a ti- lo haré.

-Gracias por esta tarde maravillosa-

-Gracias por invitarme- le acaricio el pelo.

Nos dirigimos a la entrada principal de la casa tomados de la mano. Afuera ya está oscuro.

-Me avisas cuando llegues a casa- me hace prometer.

-Lo haré- me despido de él con un abrazo.

Mientras me alejo caminando volteo y él sigue observándome, me dirige una sonrisa y me manda un beso. La noche ha terminado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s