Cine

Reseña de “Hazlo como Hombre”

Por @arturtavera

[Libre de Spoilers]

México es un país en el que aún existe mucho machismo y homofobia, muestra de ello fue la marcha del Frente Nacional por la Familia el año pasado, los comentarios negativos que hay hacia los homosexuales, y el poco respeto y desinformación que existe con respecto a la preferencia sexual de las personas. El cine nacional ha tocado este tema para abrir la mente de los mexicanos con cintas bien libradas como el drama “La Otra Familia” (2011), y otras que fueron un completo desastre como la comedia “Macho” (2016). Ahora en el 2017, es turno de “Hazlo Como Hombre” del chileno Nicolás López y aquí les traigo mi reseña libre de spoilers en un principio y con una segunda parte (señalada) en la que sí los tiene, lo siento, no me pude contener.

HAZLO-COMO-HOMBRE-poster-and-trailer

“Hazlo Como Hombre” es una cinta que desde el trailer y el inicio de ésta ruega porque el comportamiento machista, homofóbico y retrógrada del protagonista no se repita en casa. Lo cual en un principio está bien porque justamente ese es el objetivo o la intención, que el público aprenda a respetar y ya dependa de ellos si se llevan esta lección o no. La historia no es tan compleja (salir del clóset sí), son tres amigos llamados Santiago, Raúl y Eduardo, que siempre han estado juntos desde chicos y un día Santiago (quien por cierto, se va a casar con la hermana de Raúl) se declara gay a sus 35 años. Raúl, quien es el protagonista y con una mente muy cerrada, lo quiere “curar” y a lo largo del filme vamos viendo cómo aprende a respetar y aceptar a su amigo.

El personaje de Raúl (Mauricio Ochmann) es muy exagerado en los primeros minutos de la cinta, con comentarios repetitivos y demasiado machistas y homofóbicos como para que captaramos muy bien la gravedad del asunto y el por qué se va a comportar tan mala onda con su amigo cuando éste salga del clóset. Creo que no había necesidad de que en cada línea que dijera hubiera un mensaje homofóbico, aunque bueno, quizás hay gente a la que le parezca normal hablar así y habría que dejar claro como de “Hey, mira, es súper homofóbico y machista por todo lo que está diciendo tantas veces”.

maxresdefault

Algo que me gustó de la cinta es que el personaje de Santiago (Alfonso Dosal), no tiene el estereotipo de gay amanerado que siempre ponen en las películas, como por ejemplo en “Macho”, que únicamente alimentaba más el estereotipo de que todos los gays son así, convirtiéndolo en un chiste y por eso la gente los percibe de esa manera. Hay otras cuestiones con este personaje, pero me las reservo para la segunda parte con spoilers. Tal parece que ahora en todas las películas mexicanas debe aparecer un Derbez (Eugenio, Vadhir, etc.) y otra vez aparece Aislinn, quien es la it girl del cine nacional, por si estaban cansados de Karla Souza o Martha Higareda. Su personaje como la novia de Santiago, me pareció gracioso en un principio, pero luego ya era demasiado cansado verla en pantalla por lo exagerado que era su actuación, sobre todo en las escenas donde discute. Creo que no fue buena idea cambiarle el look porque se parecía a su personaje de “A La Mala”, de hecho el cambio de look no aporta absolutamente nada a la trama. Inclusive si esta personaje no hubiera existido, no afectaba la historia.

screen-shot-20170421-at-7.32.05-pm

La película tiene un balance en cuanto a los personajes que entienden a Santiago y los que no. Unos tienen una mente más abierta, aceptan que los tiempos han cambiado y saben respetar. Mientras otros rechazan o tratan de entender al prójimo, pero tropezando en el intento. La película que en un principio había comenzado bien y que se veía que podía dejar un mensaje, finalmente lo arruina todo en los últimos 30 minutos. “Hazlo Como Hombre” se va convirtiendo justamente en algo que yo temía que podía suceder, se encarga de mostrar algunos estereotipos que conocemos y el mensaje final se disipa, dejándonos con nada. Tenía buenas intenciones, pero la riega totalmente. El personaje de Mauricio Ochmann vuelve a ser exagerado como al principio, pero mostrándolo de manera diferente. Una cosa que aborrecí fue que al protagonista se le juntara otro problema para poder entender y aceptar a su amigo. Mal, Mal, Mal.

Calificación: 2/5

ADVERTENCIA: ¡Ahora sí vienen los Spoilers! ¡Agárrense porque ahí les voy!

Lo que me gustó:

La película es una comedia, y por lo tanto, debe tener momentos graciosos. Sí los tiene, y algunos de ellos fueron cuando Santiago está hablando con sus amigos y Raúl le pregunta que si fue el padrecito Ayala quien lo había convertido en gay, por ponerle esos vestidos de niña (traje de monaguillo) y que era muy amigo del padre Maciel. Otra fue cuando Nati (Aislinn) golpea a Santiago con un dildo y éste se queja del dolor y exclama “¡qué vergazo!” jajajajajaa. Y por último, hay una escena en donde Raúl está investigando cómo curar a su amigo y encuentra algo llamado equinoterapia, en donde los pacientes tienen que acariciar a un caballo por un tiempo estimado. El gringo que la imparte supuestamente está curado (ni al caso, jajajajaja) porque le quitaron su SSAs (Same-Sex Attractions). Los momentos graciosos son realmente estúpidos pero dan risa.

Me gustó que la cinta muestra a un hombre y una mujer que entienden la situación de Santiago y lo respetan. Estos roles son el de Eduardo (Humberto Busto), uno de los amigos, y Luciana (Ignacia Allamand), la esposa de Raúl. Estuvo padre que mostraran que los amigos pueden apoyar y entender la situación, y que no todas las personas tienen la mente cerrada. Es más, hasta Eduardo trata de conseguirle novio a Santiago y le presenta a uno de los chicos con los que trabaja en la barbería. Por su parte, Luciana es la esposa que está embarazada y es totalmente lo opuesto a su cónyuge Santiago. Ella es la que trata de que entre en razón y le explica que ser gay no es algo anormal, que Santiago no está enfermo y que es algo que no se puede curar. ¡Bravo por esos dos personajes!

La actuación de Alfonso Dosal como Santiago fue buena y en ningún momento se veía incómodo al estar besando a un hombre. De hecho se veía muy natural y que bueno que no exageró para no caer en el estereotipo. Para mí, es una de las grandes promesas que tiene ahorita el cine, ya que su trabajo en teatro ha recibido buenas críticas y en películas no lo hemos visto tanto, salvo por la cinta “3 Idiotas”. ¡Ya dénle un papel bueno!

hazlo-como-hombre-2017-fragman_9787065-3320_1800x945

Lo que no me gustó:

El personaje de Raúl fue muy exagerado al principio de la cinta y al final, cuando se la pasa llorando porque está solo. Supongo que quisieron exagerarlo para que la gente sintiera lástima por él (sobre todo las mujeres) y que el público pensara como de :“mira, muy macho, pero bien que llora un montón”. Osea, esa escena llorando sentado en la regadera estuvo de más, yo hubiera dejado solamente la última escena cuando le pide perdón a Santiago por cómo se ha comportado.

Me disgustó que para que el personaje de Santiago recapacitara sobre su actitud homofóbica, tuviera que dejarlo la esposa al descubrir que estaba en Tinder y se estaba acostando con otras. No había necesidad de que el personaje se sintiera tan solo como para que recapacitara en que es un monstruo, el problema con la esposa está de más. Si fuera un buen amigo, hubiera recapacitado por sí solo para no perder la amistad sin necesidad de añadir algo extra a la trama.

El personaje de Julián (Ariel Levy), quien es el novio de Santiago, únicamente perjudica la trama porque refuerza la idea de que los homosexuales son promiscuos. Durante casi toda la cinta (y en la que transcurre mucho tiempo) pintaban para ser una pareja feliz, pero ya casi al final, Santiago se da cuenta que Julián se toma fotos con otro hombre en Instagram y al cuestionarlo, éste le dice que es su amigo de Miami con el que se acuesta pero solamente es para eso y ya, porque las relaciones son mejor de tres. No sé si fue una excusa para eliminar a este personaje de último momento de la cinta para que Santiago se quedara en México, pero fue una mala decisión y no la más certera.

Por último, al final cuando ya crees que Raúl es respetuoso y entiende a su amigo gay, ahora se le presenta otro conflicto. Su hijo que no tiene ni un año, le gusta jugar con una barbie y ya por eso es gay. Aquí el problema es lo grave del asunto, el pensar que porque un bebé juegue con una barbie lo hace gay y otra cosa, ¡la barbie tiene accesorios muy pequeñitos que el bebé se puede tragar! jajajajaja esto es broma, pero sí es cierto lo de los accesorios, así que ojo. La última escena nos muestra a Raúl yendo otra vez con el terapeuta para hablar del problema de su hijo, ¿entonces aún no acepta la homosexualidad? Por lo visto no.

MV5BNjlkZjE1NDktMjUzOC00MTk1LWI2ZTQtYzk0ZjIwMmM0OWQ2XkEyXkFqcGdeQXVyNDg2MjUxNjM@._V1_SX1777_CR0,0,1777,743_AL_

Ojalá que algún día salga un cinta mexicana con las mismas intenciones que tenía esta, pero que tenga una historia buena y no se caiga al final.

“Hazlo Como Hombre” se encuentra en cartelera a partir de este fin de semana. ¿Ya vieron la cinta? ¿Qué opinan de ella? Compartan su opinión en los comentarios y no se pierdan más reseñas, sólo aquí en DUPLOsite.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s