#FYI ficciones

Yo también renuncié a mi trabajo

@jncarl0s

SELLO

Puedes pensar que soy demasiado millennial, que estoy chavo y se me hace fácil, que al cabo a mi edad aún no tengo grandes responsabilidades o que me hace falta compromiso. Yo digo que uno debería tener el derecho a ganarse el dinero sin ser infeliz.

En los últimos dos años y medio, gané conocimientos demasiado útiles y sobre todo conocí personas increíbles… pero también tuve que ridiculizarme bailando “el botecito” porque no llegué a la meta diaria, me atraganté con el sándwich porque solo tenía diez míseros minutos de descanso, midieron mi productividad con un software lleno de metas que, por ilógico que parezca, ni siquiera estaban en mi campo de acción (literal) o cómo olvidar cuando me tuve que ir a sentar a la taza del baño porque no estaba permitido no estar de pie, y ni hablemos de la cantidad de horas extras que “la operación” demandaba y ni las pizzas.

El problema comienza cuando aceptas como verdadera la premisa de que las empresas nos están haciendo un favor. ¡Y por favor! Si lograste pasar todo el proceso de reclutamiento más los tres meses de prueba es porque eras la opción más barata que mejor trabaja (créeme, lo sé). Claro que cuando tu te vas si les tienes que dar como dos meses para que busquen tu reemplazo, o de otra manera quedarás como la persona más desagradecida del mundo, y no hay nada peor que eso.

Cuando me pasó por la mente la idea de renunciar, me encontré atrapado en un sistema al que se le complica mucho ver el lado humano, y cuando externé mi opinión ya eran unos santos por sus “prestaciones superiores a la ley”. Por extraño que parezca, lo que más me preocupaba no era lo que iba comer cuando se me terminara el finiquito. Lo que más me aterraba era manchar mi historial irremediablemente (una voz en mi cabeza me decía: “tres trabajos en dos años y medio ya van a ser demasiados, ya nadie te va querer”). Me paralizaba la idea de tener que dar explicaciones a un futuro reclutador, esos que te miran con recelo cuando en la entrevista mencionas la palabra “renovación” o dibujas un ave en su “super test para conocer todo de ti”.

Tres botes de gotas homeopáticas después, me di cuenta que la vida no es eso. La verdad es que nadie es indispensable, ellos encontrarán a un desesperado nuevo tú y tú encontrarás tu verdadero lugar.

#DUPLO300

Esta ha sido una de las entradas más personales que he publicado, decidí escribirla después de haber leido la historia de un chico que también renunció a su trabajo y terminaba su relato alentando a los que habían pasado por algo similar a contar sus anécdotas utilizando el hashtag #YoTambiénRenuncié

Es de mis favoritas por que realmente me gustó como quedó y el tema me parece muy importante. Los hechos que cuento son cien por ciento verídicos y me sucedieron a mí mientras trabajaba para un grupo hotelero importantísimo en México, una aerolínea de bajo costo súper popular y una empresa multinacional mexicana muy prestigiosa en el sector comercial.

Un comentario

  1. Aún me acuerdo cuando viniste a Victoria y nos contaste con una indignación total la anécdota del “botecito” xD “Yo digo que uno debería tener el derecho a ganarse el dinero sin ser infeliz” Estoy totalmente de acuerdo, yo trabajaba en una óptica, las ganancias eran muy MUY buenas pero era muy infeliz ahí, era estudiar y trabajar al mismo tiempo 6/7 de 10 am a 9 pm o a veces hasta más si llegaban px pasadas de esa hora, al inicio me prometieron tres horas para salir a comer pero cuando me aceptaron solo me dieron 30 min “porque la tienda NUNCA se debe de quedar sola” me estresé, la presión era muy fuerte porque a parte de estudiar teníamos que saber de ventas y todo eso :s bajé de peso de manera alarmante (lo bueno que no nos hacían bailar el botecito si no llegábamos a la meta xD) No se compara en nada a lo que tu haz pasado, claro. Al final llegué a la conclusión de que ese trabajo no era para mi y ¿sabes qué? #YoTambiénRenuncié Ese simplemente no era mi lugar 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s