series

Reseña de “LOVE” (de Netflix)

Por Artur.

El amor es un concepto universal que hemos visto plasmado infinidad de veces en muchas cosas. Y también es el tema central de muchas películas y series de televisión, en la que los protagonistas se encargan de buscarlo, lo disfrutan, lo dejan ir y se ven envueltos en ese remolino a veces de felicidad (y algunas otras llenas de drama, like a lot!). Desde hace algunos años, Netflix se ha encargado de hacer sus propias series originales, las cuales son muy buenas en cuanto a la historia y producción. Este año decidieron estrenar nuevas temporadas de sus series estrella (House of Cards, Daredevil, Orange is the New Black, entre otras) pero también darle oportunidad a algunas nuevas, como la comedia “LOVE”, misma que es producida por Judd Apatow, Paul Rust y Lesley Arfin; y estelarizada por Paul Rust (como Gus Cruikshank) y Gillian Jacobs (como Mickey Dobbs).

160219_TV_Love-Netflix.jpg.CROP.promo-xlarge2

¿Qué me pareció LOVE?

La historia transcurre en diez episodios durante esta primera temporada. Mickey y Gus, los protagonistas, rondan en los 30 años de edad, lo cual se supone (de acuerdo a la sociedad) que deberían ser maduros y tener más definido lo que quieren en la vida, sin embargo, esto no es así. En el primer capítulo nos presentan las relaciones previas de ambos, quienes se conocen de manera casual en una tienda tipo Oxxo, y es así como sus caminos se van uniendo.

También vamos conociendo acerca de sus trabajos, sus compañeros de trabajo, sus amigos, sus vicios, sus defectos, sus casas, etc. Uno de los personajes secundarios que tiene un gran peso en la trama es la roomie de Mickey, Bertie, una chica australiana que algunas veces me recuerda al personaje de Fat Amy (Rebel Wilson) en “Pitch Perfect” (quizás por lo australiana y ese ponytail). Una de las cosas que me gustaron de la serie fue que reflejaron el amor como el que vivimos en esta época actual, no todo es miel sobre hojuelas, también hay momentos de soledad, inseguridades y esas crisis que pueden surgir (sobre todo si tienes 30 años y has tenido fracasos amorosos).

NEOMu4Wk6s9uRV_1_b

El personaje de Gus no es el típico chico guapo, sino todo lo contrario, pero aún así tiene su pegue. Él se dedica a ser tutor de actores adolescentes (quienes por cierto le dan tips de ligue) en el set de una serie de televisión; su novia lo engañó, terminaron su relación y él se fue a vivir a unos condominios donde viven muchas personas adultas (en su mayoría de la tercera edad). Mickey es muy guapa, trabaja como programadora en una estación de radio y su exnovio es un drogadicto; ella vive en una casa con una roomie y tiene un gato. Tanto Mickey como Gus son extremadamente raros y tienen gustos muy particulares. Por ejemplo, Gus es miembro de un club de magia y en uno de los episodios lleva a Mickey durante una cita, pero ella se encarga de que esa cita sea la peor de todas al tratar de desenmascarar los fraudes de la magia, lo cual no le agrada a Gus. Otro caso es el de Mickey, quien tiene un amiguito complaciente llamado consolador.

Hay algunos momentos en los que la serie es muy lenta, pero algunos chistes o situaciones salvan el momento. El final de la temporada es bueno y digno de una chick flick hipster (si fuera una película). No les voy a revelar ningún otro detalle para que la vean y la juzguen por ustedes mismos.

La serie tendrá una segunda temporada que será estrenada en el 2017.

56c4c11810db7.image

CALIFICACIÓN: 4/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s