ficciones

No me salves ahora (ficción).

Por Charli.

La alarma sonó esa vez a las 5:58, “aun falta mucho”, pensó. Volvió a configurar nuevamente la alarma a las 6:29. En realidad no volvía a dormirse, ni tampoco podía decirse que descansara. Era simplemente que no podía levantarse, justo así como la canción. No se podía levantar. Las razones las sabía, pero no le gustaba expresarlas en voz alta. Volvió a configurar la alarma a las 6:59. Media hora después, supo que definitivamente llegaría tarde. Salió a la calle mordisqueando un sándwich que se preparó en el último minuto. Estaba cayendo una ligera llovizna, pero no sacó el paraguas de la mochila, no era para tanto. Se ajustó la bufanda, se puso los audífonos y siguió mordisqueando el sándwich. A pocas cuadras del nuevo departamento quedaba una estación de la línea 5. Cuando bajó recargó su tarjeta en una máquina. Aunque había varios lugares libres en el vagón no se sentó, siguió escuchando ese disco todo el camino mientras observaba a las personas, le fascinaba la idea de tantas historias que se cruzaban en un lugar. Estaría bien, eso también lo sabía.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s