ficciones

Ese día no fue a trabajar, no tenía clara la mente (ficción)

Por Charli.

Ese día no fue a trabajar, no tenía la cabeza en orden.

La razón no estaba muy clara. Inicialmente tomó la misma ruta hacia el trabajo. Bajó las escaleras y le tomó por sorpresa lo cálido que era el metro. Ya entre todas las personas, sintió que le faltaba el aire, y descendió a la mitad del camino.

Al subir a la calle el frío le llegó de golpe, el frío le gustaba más. Nunca había estado en esa área de la ciudad. Entró distraídamente en una de esas panaderías Castaño y tomó un café, pero le supo mal a la boca, además ¿desde cuándo tomaba café? Lo tiró.

Podría haber seguido caminando por horas, le agradaba el viento frío y la llovizna. Le pareció que todos estaban concentrados en lo que hacían y por llegar a donde tenían que llegar…. Sintió una opresión repentina en el pecho. Se dio cuenta que cuando se despertó esa mañana no tenía idea de lo que quería.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s