#FYI

Proyecto: Vivir sin generar basura (Parte I)

Por Charli.

Con el objetivo muy personal de alinear mi vida con lo que creo correcto y proteger las cosas que amo, he resuelto emprender este experimento ecológico: Vivir sin generar basura.

Una noche que no podía dormir busqué algo interesante en Netflix y me topé con No Impact Man, un documental del 2009 que sigue el estilo de vida de la familia Beavan en Nueva York, mientras intentan no causar impacto ambiental. La mañana siguiente al sacar la basura del departamento, que comparto con mi novia y mi hermano, encontré exagerada la cantidad de bolsas grandes que atiborramos de residuos durante el fin de semana. Qué hipócrita me sentí. Siempre me ha gustado considerarme una persona ecológica y si hay algo que me molesta son las personas que no colocan la basura “en su lugar”, pero ese día me di cuenta que no tiene sentido separar y ordenar la basura si al final nunca trato de reducirla. Me sentí sofocado por la abundante cantidad de artículos empacados en plástico en mi alacena, refrigerador y por todo el departamento.

¿Realmente se puede vivir sin ocasionar desechos? ¿Cómo lo logran algunas personas? ¿Es caro? ¿Qué otros beneficios representa? Son algunas de las preguntas que despiertan mi curiosidad al abordar este proyecto.

Me siento incómodo manifestando que busco salvar al mundo. Lo que quiero en realidad es compartir esta experiencia con ustedes, quizás la encuentren útil o inspiradora; por lo menos espero que los entretenga y tal vez así podamos hacer un cambio positivo para este hermoso mundo al que amamos.

Al imaginar este proyecto de vida, pienso en cómo afectará la rutina y la convivencia en nuestro departamento. Mi novia, mi hermano y yo hacemos las cosas como un equipo, compartimos la despensa, alguien va por las compras y otro cocina para los tres, así ahorramos dinero y tiempo. En ningún momento pretenderé convencerlos de cambiar sus hábitos. Eso es una decisión que le corresponde a ellos. Para mí es importante establecer una transición amigable con la vida que solía llevar, que se transforme en un cambio firme.

La estrategia que abordaré será dar un paso a la vez. Empezaré por las cosas fáciles (por ejemplo rechazar las bolsas plásticas del súper). Buscaré alternativas sustentables y elaboraré un plan para no complicarme la existencia y terminar sucumbiendo.

Te invito a seguirme en este proyecto. Si has sentido esta misma inquietud, pero no sabes cómo hacerlo, mira cómo intento hacerlo y hagámoslo juntos. Una vez por semana estaré documentando esta experiencia. ¡Así que manos a la obra!

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: