ficciones

Lo fabuloso desconocido (ficción)

SELLO

No estaba consciente que ese día era especial (esa era la palabra con la que en el futuro recordaría el día). Su celular sonó invariablemente a las 5:58 de la mañana (un capricho raro hacía que nunca configurara el despertador a horas en punto). Aún estaba oscuro. La habitación nueva era un desorden. Como aun no compraba alguna mesa o gavetas, la mayoría de sus cosas estaban esparcidas por el suelo: en el rincón estaba el montón de ropa sucia (necesitaba no aplazar más la ida a la lavandería), más allá había una pila de libros y en la otra esquina unas cajas de zapatos llenas de trastos sentimentales.

Al bajar de la cama pisó los restos de la cena de la noche anterior (¿o eran los de hace dos noches?), maldijo por ello y luego recogió su portátil, le conectó las bocinas que había comprado en el súper de enfrente, y reprodujo ese álbum una vez más, simplemente no podía dejar de oírlo, era como el soundtrack perdido de su vida. Le hubiera gustado que su vida fuera la mitad de interesante que las canciones del disco.

Tarareando, corrió las cortinas de la enorme ventana frente a la cama y la habitación se llenó de una tenue luz, esa era su cosa favorita. Le llegó la brisa fresca de la mañana (su segunda cosa favorita) y los ruidos de los coches. Abrió el closet, se lo pensó por un segundo, tomo una combinación de prendas que le parecieron de uso semiformal y las dejó sobre la cama, se cepilló los dientes, no se duchó, pero se desnudó y se vistió frente a la ventana (otro raro hábito). Revisó la hora y se dio cuenta que era tarde otra vez, maldijo nuevamente. La vida le parecía una carrera en la que nunca podía estar a tiempo, mucho menos llevarle ventaja. Se comparaba a menudo con el conejo blanco de Alicia.

#DUPLO300

Esta ficción la publiqué por primera vez en mi blog personal (que por ahora ya no existe) pero fue en Duplo donde me vino la idea de darle forma de una serie que narrara momentos de vida de la misma persona, en antiguos borradores la ficción iba por caminos diferentes.

Las siguientes partes son:

La microficción 23. Calle de La Ciudad. Ext./Noche no forma parte de esta serie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s